martes, junio 27, 2017

EL ESCLAVISMO DEL SIGLO XXI


(Las Malvinas: Un botón de muestra)

Sociólogo: Avelino Zamora Lingán
¿En qué nos diferenciamos de los animales? en que somos racionales y sabemos pensar, responden los más grandes científicos; en que somos afectivos y solidarios con nuestros semejantes, agregan los filósofos y humanistas. Y, yo pregunto: ¿Dónde está esa racionalidad y esa cualidad de pensar; si hoy en día, en plena era de la modernidad y de los avances tecnológicos, el ser humano es la única especie capaz de destruir a su propio hábitat, es decir de destruir al PLANETA TIERRA, y de destruirse así mismo? y, de otro lado, ¿Dónde está ese afecto, esa solidaridad y ese respeto mutuo, si pequeños grupos humanos, dominados por el fetichismo o culto al dinero, son capaces “racionalmente”, porque saben lo que hacen, de privar de su LIBERTAD a otros seres humanos, aprovechándose de sus necesidades económicas a la que los grupos opresores los someten a través del modelo neoliberal, traducido en el sacrosanto LIBRE MERCADO?
Asimismo, es muy generalizada esa expresión respecto a que “el trabajo dignifica al hombre”, sin embargo, probablemente esto fue así durante toda la fase del comunismo primitivo, en la que la única lucha existente era la del hombre con la naturaleza. Puesto que en esta fase se desconocía la propiedad privada y la lucha de clases, al igual que el afán de dominio del hombre hacia otros hombres. Pero una vez concluida esta fase surge el esclavismo, el mismo que, sin duda, perdura hasta hoy, bajo diversos mecanismos y disfraces; y, entonces, el trabajo en lugar de dignificar al hombre constituye un instrumento de opresión, esclavitud y humillación, utilizado por la clase dominante contra la clase dominada. No es casual que la palabra trabajo provenga del vocablo tripalium que a su vez significa Tres Palos, con los cuales se sometían a los esclavos para que trabajen de manera más intensa y eficiente. Entonces, pues, a partir del esclavismo el trabajo se utiliza también como instrumento de tortura y de chantaje. Hoy, en pleno siglo XXI, con lo que acaba de ocurrir en Las Malvinas, no sería raro encontrar en el Perú y en el mundo instalaciones industriales, centros de trabajo y hasta empresas cuyas condiciones laborales se hayan congelado en la historia y tengan más semejanzas con la época de la esclavitud y del feudalismo que con la cacareada modernidad y la globalización. Lo que acaba de descubrirse en el Centro comercial Las Malvinas, o la llamada también Galería Nicolini, donde el mega-incendio acaba de carbonizar a cuatro personas sometidas a trabajos en condiciones de esclavos. ¡SI de esclavos!! Puesto que allí trabajaban más de 10 horas, durante siete días a la semana, y 365 días del año constituye el botón que muestra que en pleno siglo XXI el sistema esclavista aún no ha sido extinguido y que, al contrario, estaría vigorizándose y generalizándose cada vez con mayor fuerza. EL MODELO NEO-LIBERAL ES SU NUTRITIVO CALDO DE CULTIVO.
26 de junio del 2017

jueves, junio 22, 2017

EL SINIESTRO ROSTRO DEL LIBRE MERCADO

A propósito de la mega-estafa del Grupo Gloria

 Y con que desfachatez le dicen al pueblo “vamos a cambiar la imagen de la vaquita del tarro de leche”, cuando lo que deben es sacar o desaparecer el producto del mercado e investigar al resto de productos Gloria, con sus diversas presentaciones. También, dicen que “es el consumidor quien tiene que leer bien la etiqueta para comprar tal o cual  producto”. Precisamente muchos lo leen, se emocionan y compran, influidos por las maravillas de componentes nutritivos químicos que dicen que contiene tal o cual producto. ¡Una verdadera tomada de pelo al consumidor!! 
Sociólogo Avelino Zamora Lingán

 Conocido es que cuando las transnacionales, de cualquier índole que éstas sean, ingresan a un país, lo hacen sembrando en las mentes de los pueblos la idea de “desarrollo”, obviamente la misma es asumida fácilmente debido principalmente a que ingresan a un país subdesarrollado o, para llamarlo más diplomáticamente, país en vías de desarrollo, del tercer mundo o de la periferia, etc. donde los, beneficiarios, usuarios o consumidores tienen un perfil socioeducativo y cultural débil o escaso. Para ello, en los países receptores no faltan quienes hacen de lobistas, de propagandistas de las transnacionales y son por lo general, los propios gobernantes, ministros, congresistas, alcaldes, presidentes regionales etc. los cuales arman toda una campaña mediática en favor del ingreso de los pulpos económicos, sin percatarse que en estos pulpos se personifica el mismísimo capitalismo salvaje. Así sucedió por ejemplo aquí en Cajamarca, cuando los gobernantes de turno, tanto locales como nacionales, no cesaban de decirle al pueblo cajamarquino “que la minería le iba a sacar del subdesarrollo”, “le iba a solucionar el grave problema del empleo”, etc. Han pasado más de 20 años de actividad minera, a cargo de la más grande transnacional llamada Newmont y el pueblo de Cajamarca continúa hundido en la pobreza y en la corrupción, ocupando el mismo lugar que ocupaba antes de la llegada de la transnacional.
Transnacionales o multinacionales como el Grupo Gloria, Nestlé, Coca Cola, Monsanto, entre otras son verdaderos pulpos del capitalismo, especialmente del rubro alimentos y bebidas. Para tener una idea, las propias fuentes de la transnacional Suiza  Nestlé, indican que sus productos los comercializa en más de 130 países; fabrica alrededor de 10,000 productos diferentes, relacionados con alimentos y emplea a más de 250,000 personas de todo el mundo; y que vende más de 1000 millones de productos al día, lo cual les reporta un monto que supera los  90,000 millones al año. Mientras que, de otro lado,  Gloria, perteneciente al Grupo Gloria, fue fundada en 1941 por General Milk Company Inc. Esta mega empresa, de ser, en sus inicios, una pequeña empresa, instalada en Arequipa, con el nombre de “Leche Gloria de Arequipa”, ha pasado a ser una de las más grandes de su rubro, aquí en el Perú. Pues, hoy no sólo es una empresa dedicada al procesamiento de productos lácteos, sino que, igual que Nestlé, cuenta con empresas dedicadas a la fabricación de cemento, cajas de cartón, embaces flexibles, azúcar, alcohol, entre otras. Gloria es una mega empresa que se ha expandido a partir del año 2000 a más de 40 países en Sudamérica, América Central, El Caribe, Medio Oriente y África. Gloria es una empresa que empieza a cotizar en la Bolsa de Valores de Lima desde 1995. Como se puede apreciar tales empresas, hoy descubierta a una de ellas, vendiendo productos bamba, hecho que, sin ningún eufemismo, se puede llamar ESTAFA, no son cualquiera; pues, empresas como estas doblegan a cualquier gobierno o a cualquier Estado del mundo o a cualquier gobernante de turno. Monsanto, que es una de las multinacionales más poderosas del mundo, que controla, según fuentes internacionales más del 70 % de la producción, distribución y comercialización de los alimentos transgénicos en el mundo, Coca Cola y Nestlé, multinacionales que vienen apropiándose en complicidad con gobernantes del mundo, de las más preciadas fuentes de agua en África, Brasil y Colombia Y, la mega empresa Gloria le sigue los pasos a las anteriores por el camino del fraude, la corrupción y la estafa.
Además, la Mega empresa “Gloria”, con varios años de operaciones en el Perú, como ya indicamos, desde 1941, es la que se encarga de acopiar o mejor dicho comprar por debajo de sus costos de producción, el producto lácteo de las regiones, incluido de la de Cajamarca. Una empresa que, siendo estimado el costo de un litro de leche en s/.1.50 apenas paga al productor campesino s/. 0.80 céntimos, es decir más del 50 % por debajo de su costo de producción. Este intercambio absolutamente desventajoso e injusto, para los productores de leche de la sierra peruana, posiblemente sea una de las poderosas razones por la que el campesinado peruano jamás saldrá de la situación de pobreza.   Pese a ello, dicha mega empresa significa la “Gloria” para los productores de leche, en la medida que el acopio de su producto le significa ingreso económico efectivo, con el cual adquieren los productos urbano-industriales caros.
Pero hasta hace poco, aquí en Perú, nadie se percataba del rostro siniestro de dicha mega empresa, quien venía, no se sabe desde cuando, estafando y envenenado a la población, no sólo peruana sino que probablemente de los otros 40 países, entre ellos Panamá, quien lo pilló vendiendo leche bamba, tal vez en complicidad, con los gobernantes de turno, quienes no sería raro, que igual que en el caso ODEBRECHT, Lava Jato, minería, también reciban coima. En todo caso, tales gobernantes, son quienes configuran, imponen el modelo del libre mercado, donde los agentes económicos operan como si fuera en la jungla, sin ningún control, fiscalización, ni leyes o normas que frene el libre albedrío de los pulpos económicos locales y extranjeros. El problema se agudiza cuando los gobernantes de turno abandonan a la población rural y a sus actividades agropecuarias; al igual que a los pueblos urbano- marginales, puesto que, han pasado más de 190 años de vida republicana y hasta ahora no existe un proyecto desarrollo nacional, no existe un proyecto país, no existen ni han existido  gobernantes interesados  en desarrollar un poderoso y competitivo mercado interno, en general, no existen gobernantes con conciencia nacional, identificados con la patria peruana. Lo que existen son gobernantes y una clase política criolla corrupta y carente de valores éticos y morales, que ha vendido la falacia respecto a que sólo la “inversión privada” extranjera, vale decir las transnacionales, sacarán del subdesarrollo  al Perú. Esto no es más que venderle humo a la población peruana, lo cual ha venido sucediendo desde la llamada “independencia” en el año 1821; mientras que la clase política criolla, hoy convertida casi en pandillas de delincuentes, engorda cada vez más sus cuentas bancarias, sus bienes raíces, etc. La pregunta es de sentido común ¿A qué extranjero le interesaría que nuestro país se desarrolle? O ¿Qué otro país dejaría de buscar su propio desarrollo por buscar el desarrollo del Perú? Pues hay que ser un ingenuo para creerse ese argumento de “sólo la inversión privada extranjera” sacará al Perú del Subdesarrollo.
A los inversionistas privados, sean éstos mineros, petroleros, o acopiadores como la empresa Nestlé o Gloria, entre otras, lo que les interesa es invertir en el país sí, pero las ganancias lo retornan a su país de origen, mientras que al país o en los pueblos donde instalan sus operaciones dejan “caramelos”, “chicles”, limosnas, es decir migajas, comparado con la inmensa riqueza que se llevan. Lo que sí dejan mucho es desintegración social, corrupción, pérdida de valores, y pobreza. En este contexto, un país jamás podría lograr su desarrollo, más aún cuando de esas migajas, una parte se hace humo en el proceso de la mega corrupción. En un contexto, donde quien reina es el Libre Mercado, con el mayor descaro y desfachatez desde 1990, no es extraño que las empresas sean extranjeras o locales, operen como los zorros en el corral de gallinas o como los lobos entre las ovejas, repito, sin ningún control, ni fiscalización. Las instituciones creadas por el Estado disqué “para fiscalizar”, llamadas INDECOPI, SUNASS, OSINERGMIN, SUNAT, OPSITEL, Contraloría, Defensoría del Pueblo, etc., etc., son entidades burocráticas, cuyos funcionarios, con jugosos sueldos, sólo sirven para perseguir  a los medianos, pequeños y micro empresarios, a los ambulantes, en fin, al bodeguero de la esquina, pero ante los pulpos económicos son entidades absolutamente débiles, que se arrodillan y le rezan el padre nuestro. Son entidades que, en realidad deberían desaparecer, porque no pueden estar succionado el sudor y la sangre de los mas pobres mientras las transnacionales y los grandes empresarios criollos se dan el lujo hasta de envenenar al pueblo con sus productos bamba.
El caso Gloria, al igual que los casos de ODEBRECHT, Lava Jato, así como lo que sucede con las empresas mineras, no responde a la casualidad, ni tampoco al azar o a “errores”, como quieren hacer creer los políticos, los felipillos, los lobistas empresariales o algunos ideólogos del capitalismo. Toda esta situación responde a que el capitalismo con su modelo neoliberal se ha convertido en un sistema verdaderamente salvaje, saqueador, depredador, y estafador. ¡RESPONDE A LA LÓGICA DEL MERCADO!!  “El fin justifica los medios” afirmaba Nicolás Maquiavelo, para el caso de los gobernantes y la política; hoy esta frase se extiende al aspecto económico. El fin de las multinacionales, de las megaempresas y grandes empresas es la ACUMULACIÓN DE CAPITALES, ES LA GANANCIA, EL LUCRO O LA RENTABILIDAD. Ahora los medios para lograrlo no importan, sean éstos legales o ilegales; morales o inmorales; éticos o no éticos; tengan rostro humano, o no tengan rostro humano; tengan espíritu social o no la tengan. El fin es la ganancia, el Lucro, la Rentabilidad. Para eso sirve el LIBRE MERCADO. Con tal de que el proceso de acumulación capitalista esté asegurado, el resto no importa. Por ello es que cuando algún político izquierdoso, rojo o ambientalista, propone, menciona, afirma respecto a que es necesario cambiar el modelo económico neoliberal, o de libre mercado, los empresarios, los capitalistas en general y sus políticos neoliberales se rasgan las vestiduras, se les pone los pelos de punta, ponen el grito en el cielo y piden a gritos un exorcista para que expulse el diablo del cuerpo de quienes osaron lanzar semejante herejía. Y es que el libre mercado es para los capitalistas como el alma lo es para el diablo.   
Escrito: Junio del 2107 

miércoles, junio 07, 2017

PRONUNCIAMIENTO: "LAGUNAS DE ALTO PERÚ SE DEFIENDE"


COMITÉ INTERINSTITUCIONAL PARA CONSERVACION Y TURISMO LAGUNAS DE ALTO PERU Y ANEXOS DEL JEQUETEPEQUE

Frente a la sentencia emitida por el Tribunal Constitucional “máximo intérprete de la Constitución”, en el Exp. N 03932-2015-PA/TC correspondiente al proceso de amparo seguido por Minera Yanacocha SRL contra Municipalidad Provincial de San Pablo, decimos lo siguiente:
Expresamos nuestro pesar y rotundo rechazo a esta sentencia por no encontrarla arreglada a la Constitución ni a la Ley ni a los tratados Internacionales que el Perú es parte , motivo por el cual se interpondrán los recursos legales pertinentes a fin de que sean éstas Instancias Internacionales las que enmienden la plana al Tribunal Constitucional peruano.
Que luego de 10 años de litigio en donde la justicia constitucional a través del 29 Juzgado Civil de Lima y 2da Sala Civil de Lima le daban la razón a la causa San Pablina es decir, manteniendo la vigencia en todos sus efectos de la Ordenanza Municipal 001-2007-MPSP en la protección de las Lagunas de Alto Perú , ha sido lastimosamente el Tribunal Constitucional el que viene a quebrantar el orden constitucional y legal de nuestro país con fines subalternos para beneficiar a una empresa minera que pretender llevar a cabo proyectos mineros a costa de la destrucción, no de cualquier medio ambiente, sino de cuerpos de agua tan frágiles como lagunas , páramos, ríos , fuentes y manantiales, tal como se ha constatado en todos estos años en la Región Cajamarca al extremo de dejarlos casi sin agua .
El Tribunal Constitucional privilegiando la cuestión de forma antes que el fondo de la controversia, ha repetido casi textualmente los argumentos de la empresa minera en el sentido de que las Municipalidades no tendrían competencia para declarar áreas de conservación municipal; asimismo , ha declarado que la Ordenanza Municipal vulnera el derecho de propiedad de la empresa minera al restringir el uso de las tierras al pastoreo no intensivo, a la protección e investigación de especies nativas y aumento de la oferta hídrica, llegando al colmo de calificarla como norma “expropiatoria”, dejando así a merced de la gigante empresa minera las 284 lagunas de Alto Perú como si estos cuerpos de agua fueran parte de la concesión minera o de la propiedad privada de la empresa minera sin distinguir ni hacer una ponderación de los derechos protegidos de las lagunas, de los derechos de propiedad privada de la empresa .
Las lagunas son de todos los peruanos porque son bienes públicos y no permitiremos su indirecta privatización a favor de una empresa minera. Ese es el grave error que ha cometido el Tribunal Constitucional por eso no nos deberá extrañar si dentro de poco la empresa minera empiece a cercar su propiedad “capturando las 284 lagunas de Alto Perú” por encontrarse éstas dentro de su propiedad o su concesión. Eso no lo permitiremos !
Pero como nada en este país es gratuito para el pueblo, pues nada se ha conseguido sin las justas luchas sociales, hacemos un llamado a la más amplia unidad del pueblo Cajamarquino, Lambayecano y Liberteño a cerrar filas en torno a la defensa de las Lagunas de Alto Perú como fuentes de Agua necesarios para la vida, la bio diversidad y seguridad alimentaria de nuestras regiones . En ese sentido convocamos a las organizaciones sociales , populares , y políticas a una asamblea macro regional del norte que tendrá lugar próximamente a fin de delimitar las tareas necesarias a realizar para evitar la apropiación de las lagunas del Alto Perú por Minera Yanacocha.

CELENDÍN, LA POLÍTICA CAPTURADA POR EL PODER ECONÓMICO

 Escribe: Milton Sánchez Cubas
 A inicios del 2011 publiqué un artículo llamado “Celendín en el escenario del crecimiento capitalista”; han pasado más de 6 años y continúa más vigente que nunca. Este escrito gira en torno a cómo el gran capital planifica sus intereses económicos, sus ganancias, su acumulación de riquezas, en nuestra provincia. Los proyectos mineros y la construcción de hidroeléctricas en el Marañón venían con propuestas irrechazables: trabajo, desarrollo, progreso, mejor educación, mejor salud, sacarnos de la pobreza.
El proyecto Conga, aparte de destruir nuestras principales fuentes generadoras agua, pretendía depositar un promedio de 96 mil toneladas de relaves mineros tóxicos diarios durante 17 años, ahí en donde nacen nuestros ríos. Yanacocha en Cajamarca ha producido serios daños a la salud pública: personas con plomo en la sangre y con vestigios de mercurio en sus sistemas neurológicos; el aire  saturado de sulfuros y material particulado; el agua con presencia de cromo, plomo, mercurio, arsénico, cadmio, uranio; enfermedades a la piel y al sistema respiratorio; raras enfermedades digestivas y neurológicas; incremento del cáncer. Yanacocha, que decía respetar el medio ambiente, ha destruido ríos, lagunas, humedales; por ello afronta constantes movilizaciones de las comunidades reclamando la restitución de sus aguas. Es decir, todo lo que vino a ofrecernos a Celendín: que no va a haber contaminación, que tienen tecnología de punta, que íbamos a tener más agua que antes, es mentira.  Cajamarca ya tiene más de 2 décadas de minería; Yanacocha es la productora de oro más importante de Latinoamérica y la segunda en el mundo, obtiene ganancias fabulosas, pero tenemos más del 50% de nuestra población sumergida en la pobreza; cuando ellos ingresaron a Cajamarca éramos la cuarta región más pobre del país, ahora somos la primera más pobre. Hemos retrocedido; entonces, uno se pregunta: ¿dónde está el tan ansiado desarrollo?, ¿para quién fue el desarrollo?
Yanacocha, con el Proyecto Conga, esperaba ganancias astronómicas; el costo de su producción de oro, sin artificios contables, ni sobrecostos, se calcula aproximadamente en 350 dólares; cuando esta empresa pretendía poner en operación Conga el precio de la onza en el mercado internacional llegaba a los 1800 dólares y este proyecto les hubiese permitido extraer 12 millones de onzas de oro aproximadamente. Para el caso del cobre, pretendían extraer 3.1 billones de libras de cobre; su costo de producción por libra en la época era de 1.6 dólares y el precio en el mercado internacional llegó a pasar los 4 dólares por libra. Sólo hay que tomar una calculadora y empezar a multiplicar; nos dejarán confundidos tantos ceros.
En el caso de las centrales hidroeléctricas planteadas en el Marañón, tres se desarrollarían en territorio celendino: Chadín 2 y Río Grande I y Río Grande II; el mismo Ollanta Humala manifestó que servirían para hacer realidad el desarrollo del polo minero del norte del Perú.  Los impactos en la biodiversidad que causarían se estiman que serán devastadores. Inundarán aproximadamente 77 kilómetros cuadrados en los que están valles productivos que abastecen con alimento a nuestras ciudades, desplazarían a más de 4 mil personas. Las presas interrumpirían los sedimentos que el Marañón arrastra hacia el Amazonas; a su vez, significaría la destrucción de los bosques secos del Marañón, únicos y de gran importancia en el mundo por su diversidad y endemismo, destacando animales y plantas que están en peligro y que sólo viven en este lugar del planeta. Poco se sabe cuáles serán los impactos en comunidades de partes más bajas, en donde viven comunidades indígenas Awajún y Wampis, pues su subsistencia depende del río. La evaluación económica del proyecto Chadín 2 determina que sería un mal negocio para el país y que el canon hidroenergético no es muy significativo y se tendría que esperar para ello 17 años, mientras recuperen su inversión.  Se sabe poco de las verdaderas ganancias de la empresa con la construcción de estas hidroeléctricas; Chadín 2 estaba presupuestada en un promedio de 2,000 millones de dólares, que en la práctica se incrementaría mucho más, como ocurrió con proyectos ejecutados por la misma empresa. Por ejemplo, la Interoceánica del Sur, que se la exoneró del SNIP, estuvo valorizada en 880 millones de dólares inicialmente y terminó costando 2,300 millones de dólares. Nos dijeron que con este proyecto Madre de Dios iba a convertirse en una potencia agrícola más importante que Lambayeque y Piura juntos, que se aperturaría la frontera agrícola en más de 96 mil hectáreas; ninguna de estas promesas se cumplieron. Sin embargo declararon este proyecto de necesidad e interés nacional; la más beneficiada fue la empresa Odebrecht.  Otro escándalo de magnitud superior fue la construcción del Gasoducto Sur Peruano, que inicialmente costaba 1,320 millones de dólares y terminó licitándose en 7,328 millones de dólares, en el gobierno de Humala; Odebrecht se aseguró de ser el único postor.
Lo que hemos visto durante estos años es cómo el poder económico tiene capturado el Estado y utiliza a todas sus instituciones para hacer grandes negocios.  El modus operandi es financiar campañas electorales para luego obtener beneficios. Dionisio Romero, del Banco de Crédito, admitió que financiaba campañas electorales de diferentes partidos; en el 2000 el Grupo Romero cedió avionetas a candidatos presidenciales para recorrer el país; también se conoce que este mismo grupo financió candidaturas en el 2011. El grupo Minas Buenaventura, uno de los dueños de Yanacocha, a través de su ONG Reflexión Democrática, financia campañas electorales de congresistas, con énfasis en regiones donde tienen concesiones mineras que pretenden explotar. Estos se convierten en sus principales defensores, y una vez que llegan al congreso legislan a favor de los que los financiaron. Ya son muy conocidas las coimas de las empresas brasileras a los gobiernos de Fujimori, Toledo, García y Humala y a otros gobiernos en Latinoamérica; la enorme corrupción develada llevó a la cárcel a Marcelo Odebrecht, dueño de la trasnacional.
Estos poderes económicos han desarrollado lo que algunos denominan un “círculo virtuoso” compuesto por el Poder Legislativo para sacar leyes favorables a sus inversiones. Han endurecido las penas por delitos contra el orden público, flexibilizaron requisitos para que militares intervengan en los conflictos sociales a través de estados de emergencia, convenios con la Policía Nacional del Perú como fuerza de seguridad privada de empresas mineras, han emitido leyes en las que se otorga impunidad a policías que cometan excesos, han usado la represión y criminalización de la protesta social judicializando a líderes sociales acusándolos incluso de terrorismo. Usan el Poder Ejecutivo para que a través de los distintos ministerios generen normas para lo que han denominado “destrabar las inversiones”; por ejemplo la Ley 30230 del 2014, en el Gobierno de Humala. Desde el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) concertaron “facilitar las inversiones”; esta ley perdonará deudas tributarias pendientes de pago de las grandes empresas; han limitado la función fiscalizadora de la SUNAT; han ampliado plazos de estabilidad tributaria para las grandes inversiones, lo que les permite tributar menos; han suspendido por tres años la norma XVI del Código Tributario que califica la elusión tributaria. Con estas medidas se benefician grupos de poder económico nacionales y empresas transnacionales.   En materia ambiental el artículo 19 de la Ley 30230 anula la capacidad sancionadora del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) por tres años; con ello tenían licencia para contaminar; felizmente la presión de los congresistas del Frente Amplio, en esta legislatura, lograron revertirla. El artículo 21 de esta ley reduce los tiempos de aprobación de los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) de los mega proyectos a tan sólo a 45 días, disponiendo además que los funcionarios que no cumplan con este plazo serán sancionados. Para poner un ejemplo, el EIA del proyecto minero Conga tenía 22 mil páginas en 17 tomos, ¿cómo se puede revisar en 45 días? El artículo 23 de la Ley manifiesta que los estándares de calidad ambiental ya no serán los internacionalmente establecidos, sino serán fijados por Decreto Supremo del Ejecutivo. Y para cerrar, el saneamiento físico legal de los predios que están comprometidos dentro del área de influencia directa e indirecta de los proyectos de inversión serían apurados, facilitándoles la concesión de grandes extensiones de territorio a las empresas extractivas, vulnerando los derechos de las comunidades indígenas, contradiciendo el convenio 169 de la OIT que manifiesta que sólo la ocupación territorial de los pueblos indígenas equivale a un título de propiedad. Esta ley también hace mención a la “defensa posesoria”, que ha sido usada por primera vez en el país por Minera Yanacocha en contra de la familia Chupe; esta norma permite a la empresa usar su seguridad privada, si advierte que se está usurpando su propiedad; valiéndose de este argumento, la minera ha atacado los bienes materiales, animales y plantaciones de la familia. Este 3 de mayo la familia Chaupe ganó en la Corte Suprema a la empresa Yanacocha que la acusaba de delitos de usurpación agravada.
Este poder económico cuenta también con un decidido apoyo de los medios de comunicación; destaca el Grupo El Comercio que ostenta la concentración de los medios de comunicación en el país, de propiedad de la familia Miró Quesada. Ellos concentran cerca del 80% del mercado de la prensa escrita en el Perú: “El Comercio”, “Perú.21”, “Gestión”, “Trome”, “Depor&rdquo, “Correo”, “Ojo”, “Ajá” y “El Bocón, además de los canales televisivos “América Televisión” y “Canal N”. Asimismo José Graña, el mayor accionista individual de “El Comercio”, es dueño de la constructora Graña & Montero, que trabaja con casi todos los proyectos mineros en el Perú. En el proyecto Conga esta empresa tenía asignada la remoción de suelos en la primera etapa del proyecto.  Entonces, es lógico pensar que no sacarán noticias que afecten sus negocios; no sólo eso, sino que promovieron la difamación y la calumnia del movimiento social. Por ejemplo, una de las portadas de “Perú 21” mostraba paquetes de cocaína, un fajo de dólares, un revólver y sangre salpicada alrededor; el titular decía: “Conga vs Narcotráfico”; en el desarrollo de la noticia manifestaba que las protestas en Cajamarca estaban financiadas por el narcotráfico. Otro de los titulares emblemáticos es del diario “El Correo”, dando cuenta que en las protestas de Arequipa frente al proyecto Tía María había violentistas que atacaron con armas a la policía; las redes sociales desmentían el titular que tuvo que ser retirado de su página web, cuando un video mostraba que un policía siembra un arma punzocortante a un manifestante y en el mismo instante un fotógrafo de este diario toma una fotografía para consumar la difamación.
 Para cerrar el “circulo virtuoso” debemos mencionar a los “técnicos”, “especialistas”, “opinólogos” que pasan de las empresas, de estudios de abogados a los ministerios, o de organismos financieros internacionales como el Banco Mundial, FMI, al Ministerio de Economía y Finanzas; además son columnistas de los principales diarios del Grupo El Comercio, comentaristas regulares de “Canal 4” y “Canal N”. Son muy cercanos a la CONFIEP (Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas), organismo que decide muchas veces quién asume las carteras, principalmente de Energía y Minas, Economía y Finanzas o el Primer Ministro. Un ejemplo que involucra el Proyecto Conga es Felipe Ramírez del Pino, ex funcionario de Yanacocha, que pasa a trabajar a la Dirección General de Asuntos Ambientales y Mineros del Ministerio de Energía y Minas, y fue el equipo al mando de este señor quien aprobó en un tiempo récord el EIA del proyecto Conga. Al inicio del gobierno de Humala, éste se reunió con la CONFIEP, que pedía “señales de confianza”; luego del encuentro, este organismo empresarial y el Grupo El Comercio señalaban “se han disipado las dudas” porque el presidente electo había aceptado sus sugerencias. El Gobierno anunció a Luis Miguel Castilla en el MEF y Julio Velarde seguiría dirigiendo el Banco Central de Reserva del Perú. Estos, con apoyo mediático de “El Comercio”, la CONFIEP y el IPE impulsaron las medidas económicas de Humala, que consistían en“mantener la estabilidad macroeconómica del país”, “conservar las condiciones que permitan el crecimiento económico” y “mejorar la eficiencia del Estado”; como resultado de estas medidas tenemos la Ley 30230, que es lesiva a los intereses de los peruanos y muy favorable para las ganancias de las empresas extractivas.Humala consumaba así la traición a sus electores.
Entonces ¿quiénes determinan las prioridades del país? ¿Quiénes determinan las prioridades o necesidades de Cajamarca, de Celendín? Claramente, estas empresas planifican “nuestro desarrollo”, que no es otra cosa que su propio interés.  ¿Quién debe salvaguardar los intereses de los celendinos? Las autoridades locales, por supuesto. Si estas empresas financian campañas electorales al más alto nivel, ¿nuestras autoridades locales y regionales, por alguna extraña razón, se habrán quedado al margen? ¿Lo expuesto explicará el silencio cómplice y la actitud favorable de muchas autoridades respecto a Odebrecht y Yanacocha?  También está clara la actitud de ataque virulento de algunos periodistas en Celendín y Cajamarca a dirigentes que han manifestado su rechazo a estos proyectos. Odebrecht financiaba pagos mensuales para hacer este trabajo sucio. Por el mismo motivo, entendemos la denuncia del ex gobernador humalista de Celendín a 16 líderes sociales, para quienes solicitaba penas de hasta 36 años de prisión, juicio que perdió luego de cuatro largos años. Este mismo gobernador fue sorprendido entre tomaderas y comelonas con el ex gerente del proyecto Chadín 2, de la corrupta Odebrecht.
Hasta antes de PPK los políticos eran todos advenedizos al poder económico, el actual presidente es uno de ellos; su trabajo fue siempre facilitar los negocios del Estado con las grandes corporaciones, principalmente en los sectores de minería, gas y petróleo; ahora como Presidente  no va a cambiar de oficio. Nos esperan momentos difíciles.

Queda mucho trabajo por hacer, recuperar la política, arrancarles el poder a quienes siempre decidieron por nosotros, para devolver este poder a la gente. Esta es una labor ineludible.

MEDICIÓN DE LA POBREZA

Escribe Farid Matuk.
En ese panorama, Farid Matuk, economista y exjefe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), ha llamado la atención en un artículo -publicado en Gestión- sobre la medición de la pobreza. El especialista ha recordado que más importante que la cifra de reducción de la pobreza -que por su forma de medición puede ser imprecisa- son los indicadores de anemia y saneamiento:
"Hay espacios muy remotos como la zona alta de los andes y la selva baja, donde los costos operativos para estas dos metas son muy elevados y podrían convertirse en barreras financieras para su realización", señala.
LaMula.pe conversó con Matuk sobre los riesgos de "creer a ciegas" en la cifras que miden la carencia económica. El economista recordó que existen dos tipos de probreza: la matemática y la sociológica.
"En mi cuenta de Twitter, señalo que la medición de la pobreza es ficticia. El problema central es que la pobreza es un concepto sociológico de carencia y hay otros tipos de carencias que son objetivas como la anemia, la desnutrición, la mortalidad, el acceso al agua y saneamiento, etc. Cuando el indicador de pobreza -de bienestar o perjuicio en general- es bueno está alineado con los indicadores objetivos. El problema que se tiene es que los indicadores objetivos no están alineados con el indicador de pobreza. Como consecuencia, es una mala herramienta para la gestión pública", expresó. 
Para ejemplar su postura puso como ejemplo la región de Madre de Dios, donde la pobreza es menos de 10% pero la anemia es mayor a 58%, lo cual es un fotografía bastante incoherente. Sobre ello preguntémonos: ¿Es verosímil creen que una familia que sale de la pobreza, es decir, que consigue tener más dinero, eliga voluntariamente, mantener a sus hijos en estado de desnutrición y carencia?
Para Matuk, esto es una prueba que los indicadores de pobreza está alineados con conceptos equivocados que no se ajustan a las carencias efectivas de los grupos humanos.
"El problema es la agregación sociológica de la pobreza que está hecha de manera errónea. Lo que se necesita es rehacer eso y combinar los indicadores objetivos que se tienen, de tal manera, que podamos obtener una cifra coherente". Y agregó: "No se puede llegar al concepto de pobreza-manejado actualmente- en donde hay menos pobreza que carencias objetivas". 

De esta manera, el Gobierno podrá combatir, con mayor efectividad, problemas medulares como la ingesta de calorías en la población que es deficitaria en 30% desde el gobierno de Alejandro Toledo.

lunes, junio 05, 2017

Minera Coimolache Tantahuatay estaría explotando en zonas Declaradas Intangibles


05|06|2017.-Increíblemente el Estado declara zona arqueológica a Las Auroras donde se encuentra precisamente la laguna aurora las gemelas y el río las gradas, y lo más sorprendente es que esta muy cerca de las exploraciones y explotaciones que esta realizando la Minera Coimolache -Tanrahuatay de la empresa Buenaventura, socia de Yanacocha, pero como se puede ver hay movimientos de tierra cerca de las lagunas que se están defendiendo con resistencia social,  indican los pobladores que se encuentran en un paro indefinido.

Los pobladores de la zona nos envían estas imágenes donde se ve precisamente que hay un letrero de concreto donde en el contenido se observa esta declaratoria; el cual significa que la Minera Coimolache-Tantahuatay está en zona donde no debe tocar ni una roca, si es que tiene que respetar lo que el Estado promulga. Los pobladores de la zona mencionan que con esto les dan la razón de que su lucha es justa y sustentada legalmente.

Con esto se confirma que la Minera Coimolache Tantahuatay estaría explotando sin licencia social ni legal, porque la ley es clara que no se debe realizar exploraciones ni explotaciones a pocos metros en zonas declaradas intangibles.
En muro de concreto dice: Ministerio de Cultura
http://www.diarioperu.com.pe/cajamarca-minera-coimolache-tantahuatay-estaria-explotando-en-zonas-declaradas-intangibles/

miércoles, mayo 10, 2017

Conga: Juzgado desestimó otro proceso penal de Yanacocha contra dirigentes de Celendín


LUEGO DE 4 AÑOS
El Juzgado de Investigación Preparatoria de la provincia de Celendín (Cajamarca) decidió archivar el proceso penal por usurpación agravada que la minera Yanacocha inició en el 2013 contra los dirigentes Ydelso Hernández, Manuel Ramos y Marco Arana, actual congresista de la República por Cajamarca.
Hace unos 4 años las comunidades y rondas campesinas situadas alrededor del proyecto minero Conga, en el ejercicio de su facultad constitucional para administrar justicia, decidieron retirar las tranqueras que la empresa minera había colocado en los caminos ancestrales del lugar.
Esta decisión fue comunicada a las autoridades del Poder Judicial, Ministerio Público y Poder Ejecutivo, pues Yanacocha se había negado a retirarlas alegando que se trataba de tierras de su propiedad.
Fue así que la diligencia de retiro de tranqueras fue pública y se llevó a cabo el 20 de agosto de 2013 sin ningún enfrentamiento, ni acto de violencia. Todo procedió bajo la supervisión del Ministerio Público, la Policía Nacional del Perú, representantes de la minera, e incluso periodistas nacionales y extranjeros que fueron convocados.
No obstante, Yanacocha presentó una denuncia penal por supuesto delito de usurpación agravada en contra varios dirigentes campesinos, entre ellos Hernández, Ramos y Arana. De esta manera, la Fiscalía formuló la acusación penal y se solicitó que se les imponga cuatro años cárcel efectiva.
La Fundación Ecuménica para el Desarrollo y La Paz (FEDEPAZ), al ejercer la defensa legal de la parte imputada, cuestionó el dictamen acusatorio y solicitó el sobreseimiento (archivo) de dicho proceso. En ese sentido, FEDEPAZ argumentó que el Ministerio Público no había aportado elemento de convicción alguno que haga presumir una supuesta responsabilidad penal por parte de los acusados.
Por el contrario, como defensa legal de Marco Arana aportó elementos de convicción de su inocencia que fueron ratificados por el Juzgado de Investigación Preparatoria de Celendín. “De estos elementos de convicción se ha dejado plasmado que no emerge una imagen, ni que se haya dejado sentado en acta, que los investigados efectuaran actos perturbatorios a la propiedad de la empresa minera Yanacocha”, especificó como defensa.
Asimismo, FEDEPAZ agregó que “Se advierte de la propia denuncia en prevención del delito que no existe participación alguna de los investigados Manuel Ramos Campos y Marco Antonio Arana Zegarra”.
En respuesta, la misma instancia judicial precisó que comparte criterios con la defensa de la parte imputada; es decir, "que el hecho de la causa no se realizó o no pudo atribuírsele al imputado. Por ello, se tiene que la conducta desplegada por los procesados no ha lesionado bienes jurídicos”.
Fuente: Fedepaz

http://www.muqui.org/comunicaciones/noticias/item/579-conga-juzgado-desestimo-otro-proceso-penal-de-yanacocha-contra-dirigentes-de-celendin

jueves, mayo 04, 2017

MAXIMA ACUÑA DERROTA A NEWMONT YANACOCHA

La Corte Suprema dictó finalmente sentencia frente al recurso de casación interpuesto por la empresa minera Yanacocha en el caso que involucra a la campesina cajamarquina Máxima Acuña y su familia.
El Poder Judicial determinó que el recurso solicitado por la empresa es infundado, confirmando así la sentencia de 2014 que declaraba inocente a la familia ante la denuncia por supuesta usurpación presentada contra ellos por la minera.
La sentencia pone fin a este proceso que llevó a Máxima a los tribunales por más de cinco años.
Fuente: Observatorio de Conflictos Mineros
#MáximaNoEstáSola
Fotos: Vanessa Ramos y Gabriela Delgado (Comunicaciones @[262804910418Red Muqui])






lunes, abril 10, 2017

EL COSTO DE LA JUSTICIA PARA UN LIDER SOCIAL



 
Por: Mirtha Vásquez Chuquilín
Es 28 de marzo y los 16 líderes de Celendín y Sorochuco están nuevamente citados al Poder Judicial de Cajamarca. Varios han estado esperando desde temprano, otros llegan poco antes de la hora citada, apiñados en un vehículo, gritando y haciendo vivas. Esta vez no se los ve angustiados y nerviosos como siempre, esta vez brota en sus miradas una genuina alegría mezclada con una profunda emoción. Y es que esta vez solo han sido citados para escuchar la lectura íntegra de la sentencia que sorprendentemente, los ha absuelto de los graves cargos de Secuestro y otros delitos, por los que se les pedía 33 años de cárcel, proceso que afrontaron por cuatro largos años.
Escuchan atenta y pacientemente esta sentencia y luego se oye suspiros profundos de tranquilidad con los que se levantan de la sala dando aplausos. “Somos libres”, “por fin se nos hizo justicia”, “ya podemos caminar tranquilos”. Casi no pueden creer que por fin hayan declarado su inocencia, que por fin esté terminando este largo y tortuoso camino que significa someterse a un proceso judicial en este país, no solo por los típicos problemas característicos de un sistema colapsado y sin garantías mínimas, sino porque además ser procesado por determinados cargos y condiciones, como en este caso, implica un extra en las cargas y consecuencias.
AFRONTAR UN PROCESO JUDICIAL
Existe un viejo dicho que reza “más vale un mal arreglo que un buen juicio”, el cual no deja de tener vigencia en nuestro país. El sistema judicial en el Perú sufre un proceso de progresiva deslegitimación, los plazos excesivos, los costos, la corrupción, son solo algunos de los principales cuestionamiento que se le hace al mismo. Las desconfianzas en este sistema hace que la expectativa de conseguir justicia en el mismo, la haga análoga a jugar a la ruleta. Y los cuestionamientos se incrementan conforme a los casos y a la manera sorprendentemente como los van resolviendo. Así, solo por colocarnos en este ejemplo, el poco éxito y eficacia que tiene este poder del Estado para juzgar y sancionar la delincuencia común, contrasta con la implacabilidad y severidad con que se persiguen y sancionan desproporcionalmente en cierto asuntos, como los ligados a procesos sociales por ejemplo. La gente no deja de mostrar su indignación cuando verifica que mientras un delincuente común es sancionado con penas simbólicas, el mismo sistema de justicia no escatima en pedidos de 30 años a más de prisión en casos sociales, sin que incluso haya tenido reparo en solicitar la pena máxima, cadena perpetua.
SER UN LIDER SOCIAL Y SER JUZGADO POR SU ROL
Si cualquier persona involucrada en un proceso judicial, inevitablemente tiene que sufrir el desgaste material y psicológico de un litigio común que se traduce en dinero y tiempo invertido, o perdido, y una fuerte carga emocional sobrellevada durante el tiempo que lo afronte, cuando el proceso versa sobre un tema de origen social, y recae sobre el rol o liderazgos, los costos y efectos se redoblan en varias dimensiones.
La razón es simple y obedece a uno de los problemas ya característicos del sistema de justicia peruano, que incapaz de independizarse del poder, vuelve más vulnerables en este ámbito y llega a revictimizar a los sujetos de los sectores sociales más débiles de esta desigual sociedad.
El aparato de justicia refleja y multiplica las desigualdades correspondientes a fracturas étnicas, de género y de clase que al subsistir cuestionan la pretendida modernidad de estas sociedades
Por eso en este tipo de casos en que se persiguen sanciones para personas que han sido parte o liderado movimientos sociales, que cuestionan un estatus, el poder, o reivindican derechos frente a intereses de carácter económico, cuya origen normalmente son los sectores pobres, discriminados tradicionalmente, la severidad e implacabilidad con que se aplica la ley es máxima, por tanto los efectos que sufren producto de ello también se profundizan o se amplían en diversas esferas de su vida.
“Estar involucrado en estas luchas sociales y ser procesados por esto, nos vuelve ante la sociedad delincuentes, violentistas, la gente nos tiene como personas peligrosas que hacen daño a la sociedad” manifiesta Milton Sánchez, dirigente procesado en este caso.
La Justicia abusa de nosotros “Ustedes ya conocen que una vez fuimos detenidos arbitrariamente por la policía en la Dircote y nos tuvieron 10 horas sin decirnos para qué o por qué nos detuvieron […]”explica este líder a LaMula.pe .
“Venir cada vez al juicio implica dejar de trabajar, un día sin hacer mi trabajo significa dejar de dar de comer a mi familia” decía frustradamente César Bolaños, uno de los procesados que alguna vez que no pudo asistir por este motivo fue declarado reo contumaz.
“Señoras no pueden ingresar a la sala de audiencias con sus hijos”, les gritó una auxiliar judicial a Jeny Cojal, Andrea Rodríguez y Emperatriz Bolaños en una de las primeras audiencias. Las dos primeras llevaban bebes lactantes y la última a su pequeño hijo de menos de cuatro años que no tenía con quien dejar. “el Código de Niños y Adolescentes prohíbe, por protección a los menores, que puedan presenciar juicios de sus progenitores”, y “qué hacemos señorita?, replica Jeny, “nuestros hijos tienen que mamar, los traemos porque no tenemos con quien dejarlos”. Pero la ley es implacable para ellas y no dejaría que participen de este proceso de no aceptar esta condición. Ante el temor de ser declaradas contumaces y ordenar su captura, las mujeres tienen que dejar en manos de terceros a sus bebés y privarlos de su derecho a amamantarlos para poder afrontar su juicio.
LAS ETIQUETAS QUE LES ASIGNA LA SOCIEDAD
“Eres un delincuente, te vas a ir a la cárcel” les gritaron varias veces a líderes como Ramón Abanto. El encabezar esta lista de procesados les trajo más que varios desencuentros con sus propios vecinos y gente de la ciudad; el estigma de ser un procesado por asuntos sociales, le coloca la etiqueta de violentistas, revoltoso, peligroso para la sociedad. De líderes ambientales pasaron a ser vistos como criminales; esto es parte de la campaña que levanta no solo el Estado sino las empresas, poderes con quienes se confrontan estos líderes en estos casos. Pero este efecto pernicioso no solo impacta sobre quienes están procesados, lo hace también en el movimiento social, a quienes no solo se les extiende estas etiquetas sino que se desincentivan o atemorizan; el efecto recae en la propia sociedad en la cual se instala errónea y peligrosamente la idea de participación política y protesta social equivalente a actos delictivos, por ello en el fondo el costo lo asumen los propios derechos y el Estado Democrático que se ve socavado.
TENER LA ABSOLUCIÓN NO REPARA EL DAÑO
“ Dime que es verdad, confírmame que nos absolvieron” me pregunta Jeny Cojal al teléfono el día que los jueces resolvieron el caso. Al confirmarle este hecho me dice, “la verdad es que estaba rumbo a la selva, estaba huyendo, soy madre soltera, no puedo arriesgar mi libertad, una sentencia en contra me podía llevar a la cárcel y no estaba dispuesta a dejar desamparados a mis hijos”, me confiesa, mientras llora en el teléfono.
“Mi madre me dijo hoy, júrame que vas a volver, ella es anciana, y estos últimos cuatro años ha tenido que vivir con la terrible angustia de poder verme en la cárcel” dice Justiniano Montoya, que también derrama lágrimas al saberse absuelto en este proceso. “Hoy me levanté después de cuatro años esperanzado, por fin siento que puedo hacer planes otra vez para mi vida” termina diciendo en un pequeño discurso luego de leída su sentencia
No, en definitiva, tener una sentencia absolutoria no repara los daños ni personales ni sociales que provocan estos proceso, cómo superar los graves efectos psicológicos, morales y materiales que han tenido que soportar personalmente, no repara el daño que ha tenido que sufrir el tejido social, no repara el daño que ha tenido que asumir la democracia.
Es el día de la sentencia, y los procesados esta vez han decidido venir con sus hijos, desafiando de algún modo al sistema. Sorprende saber sus razones, Fabio Rojas lo explica, “es importante que nuestros hijos vean y valoren este momento, es fundamental para fortalecer nuestras luchas. Conga No irá”.
En el fondo todos valoramos que este largo y terrible camino valió la pena, pero miro a tres niños ya de cuatro años y me pregunto, como este sistema se reivindica con ellos?.
Curioso, la Sentencia de este caso, termina absolviendo a estos líderes no por aceptar su inocencia, sino por señalar que existió una deficiencia en la actividad probatoria del Ministerio Público. Aunque en términos de resultado parecen ser irrelevantes estos fundamentos, sí son importantes en términos de justicia. Porqué no hacer justicia como es debido?. Luis Pásara lo puntualiza, “este sistema solo dará eficacia a las normas mientras el poder no tenga inconveniente en ello”.

viernes, abril 07, 2017

Falleció Andrés Zevallos, el último pintor indigenista

 Andrés Zevallos, nació en Cajamarca y tenía 101 años de edad. Fue discícipulo de José Arnaldo Sabogal Diéguez,  Además de pintor,  es autor de un hermoso libro, "Cuentos del tío Lino"

Mucho se comenta de Andrés Zevallos por el centenario de su nacimiento, pero pocos saben de su pasado. Su papel como pintor, agricultor, camionero, docente etc. Son parte de la fecunda vida del último gran indigenista.
¿Quién fue Andrés Zevallos de la Puente?.
Andrés Zevallos, maestro de las artes plásticas, continuador de la corriente indigenista iniciada por Mario Urteaga y maximizada por José Sabogal, cumple cien años de su nacimiento, quién fuera homenajeado por distintas instituciones.
Su talento en pintura, sus vivencias de la cultura andina y la influencia de grandes maestros como Urteaga, Sabogal, Bagate y Blas “cultores del indigenismo” hicieron a Zevallos que adopte esta corriente, en cuyas obras muestran las actividades andina del campesinado y la naturaleza.
Entre sus producciones sobresalen: “Cuentos del Tío Lino”, “Boceto Biográfico del pintor Mario Urteaga”, “Tres Pintores Cajamarquinos”, etc.; así como, sus producciones literarias sus pinturas encierran un profundo mensaje de identidad del pueblo andino.
Y pensar que hace cien años, un 29 de diciembre de 1916 nació el maestros de la plástica, Andrés Zevallos de la Puente en Campodén provincia de Contumazá, quien a sus 5 años sorprendía a propios y extraños por la perfección de sus trazos cuando dibujaba peces, pájaros y flores en el patio de su casa con un pedazo de carbón o arcilla.
Andrés Zevallos no cuenta que a sus 9 años, sus padres abandonaron Contumazá para trasladarse a Cajamarca; coincidencias de la vida para un maestro de la plástica, llegó a vivir frente a la habitación de un distinguido pintor cajamarquino, se trataba de Bagate, seudónimo de Juan del Carmen Villanueva Rodríguez, donde la gente se reunía en Belén para apreciar los cuadros que mostraba desde la ventana de su casa y en reconocimiento a su incomparable trabajo era fuertemente aplaudido; fue en ese momento -describe Andrés Zevallos- que se dio cuenta que su habilidad para dibujar y pintar era un talento que tenía un enorme valor”.
Zevallos estudió en el colegio San Ramón, ganó todos los concursos de dibujo, pero pronto llegó el momento de tomar una decisión en su vida, decidir la carrera profesional a estudiar (cursaba el quinto de secundaria). Justo en esos tiempos apareció una gran noticia por el periódico, que “los Cajamarquinos Mario Urteaga y Camilo Blas habían ganado concursos de pintura en Chile”, esa noticia es otra coincidencia que ayudó a decidir mi futuro dijo Zevallos, “ahí me dije a mi mismo, Yo me hago pintor”.
Tomada la decisión, Zevallos tenía que comunicar a sus progenitores, ese momento era el más difícil de enfrentar, su papá quería que sea abogado y su mamá cura, sus tíos también se asombraron. No entendían su decisión de desaprovechar la oportunidad de convertirse en abogado para dedicarse a la pintura; pues, no avizoraban el talento del futuro maestro.
Los años pasan, la infancia es como un sueño, la fuerza de la juventud se queda en la primavera, la sabiduría pasa a tomar vigencia durante los 365 días de cada año para acompañar a entender el significado de la vida. Andrés Zevallos ha añejado sabiamente su arte durante 10 décadas manteniendo en vigencia el indigenismo.
Su perfecta técnica en sus trazos y excelente combinación de colores mostrados en cada cuadro le llevaron a las galerías más importantes del mundo: Alemania, México y Estados Unidos, etc., significando un sin número de distinciones y reconocimientos en el Perú y el extranjero, quién fuera condecorado con la “Orden del Sol Naciente”, Rayo de Oro y Plata por el gobierno de Japón.
En su centenario fue condecorado por el Gobierno Regional Cajamarca, Municipalidad Provincial y otras instituciones y organizaciones por dejarnos una herencia que inmortaliza la cultura andina, cimentando el sentimiento peruano de generación en generación ante las corrientes políticas y económicas que pretenden desaparecerla.
También conoció al distinguido pintor peruano, Camilo Blas, seudónimo de José Alfonso Sánchez Urteaga, quien convenció a Zevallos viajar a Lima para estudiar en la escuela de Bellas Artes, en ese entonces sus padres de alguna manera se habían convencido y aceptaron la decisión.
Cuando inició a estudiar en la capital se encontró con los insignes Sabogal y Blas quienes eran docentes de escuela de Bellas Artes. Él nos cuenta, que a la hora de repartir los cupos, no le pusieron en el taller de Camilo Blas, sino en el de Teresa Carvallo, totalmente desconocida para él; entonces, habló con Camilo Blas para suplicarle que le considere estar en su taller, “está bien, le dijo, pero mejor hagamos una cosa, después de tres meses, usted me dice si quiere seguir con Teresa o pasa a mi taller”. Durante esos tres meses, Teresa le acogió con gran interés, debido a su vocación y asumió un rol orientador, entonces decidió quedarse con ella.
Terminó los 4 años de ciclo básico de estudios, pero le faltaba 3 años de especialización, era consiente de la escases económica que vivía su familia, por lo que decidió hacer su vida solo. Así comunicó a sus padres su decisión y pidió que el dinero iban a invertir en sus estudios se destine para la educación de sus hermanos.
Conoció a mucha gente, incluso a Julio C. Tello, quién le dio opción de trabajar, pero con el sueldo del barredor; mientras que, este pasaba a ganar el sueldo del dibujante, trabajó para el Ministerio de Salud Pública como inspector de salud pública del río Rímac y docente universitario en San Marcos.
El destino le regresó a Cajamarca a su natal Contumazá a cultivar la tierra por 10 años, también fue profesor del colegio recientemente creado hasta que en el gobierno de Odría le persiguió; perdió a su primera esposa, quedándose a cago de sus 4 hijos. Felizmente tuvo el apoyo de sus hermanas en el cuidado de sus niños cuando se convirtió en camionero para sustentar sus gastos.
Mientras los pinceles esperaban su turno, Zevallos volvió a la docencia en el colegio San Ramón. Fue director de la Casa de la Cultura por 17 años, a pesar que aceptó el cargo solo por tres meses. Presentó varias cartas de renuncias más fue ratificado por varios gobiernos hasta que llegó el momento de su jubilación como docente y también su renuncia irrevocable al cargo de la Casa de la Cultura.
Se dedicó de pleno a la pintura, armando un taller en su casa donde guarda una Xilografia de Sabogal, Zevallos muy amenamente nos cuenta el momento que le pidió a Dios que le dé 20 añito de vida para recrear su arte de todo lo que tenía embalsado desde su niñez hasta su juventud; tiempo en el cual alcanzó logros a nivel nacional e internacional. Cumplida su petición, Dios prorrogó indefinidamente su tiempo de vida porque le faltaba crear muchas obras llenas de inspiración.